Cuentos de hadas tan aterradores que hubo que cambiarlos

Por redaccionnyl el 08/02/2017

Blancanieves, La Bella Durmiente, Cenicienta, Hansel y Gretel, Caperucita Roja y La Sirenita son cuentos de hadas tan espeluznantes en sus versiones originales que durante siglos ha sido necesario contarlos con mentiras para que los niños puedan dormir.

Blancanieves y los siete enanitos

El original no es demasiado diferente a la historia que todos conocemos y amamos. La malvada madrastra de Blancanieves se pone celosa, Blancanieves huye, se encuentra con los enanos y termina siendo envenenada con una manzana para caer en un sueño profundo. Luego su príncipe llega y la salva. No es tan malo, ¿verdad?
Lo terrorífico de esta historia aparece cuando el amoroso príncipe demuestra toda su crueldad al imponer un particular castigo a la madrastra de blancanieves. Ordena hacer unos zapatos de hierro que le fueron puestos con tenazas a la mujer cuando estuvieron al rojo vivo. De inmediato se le ordenó bailar con ellos hasta la muerte.

La Bella Durmiente

La verdad sobre la Bella Durmiente tal vez no pueda ser nunca llevada al cine para niños. Ya se sabe que el príncipe entró al castillo y la besó, pero lo que nos han tratado de ocultar es que ese beso no la despertó.
A ver que no reaccionaba aquella hermosa joven, el príncipe decidió violarla y la dejó embarazada de gemelos. Nueve meses después, fue el nacimiento de sus hijos lo que despertó a aquella inocente muchacha de 16 años que una vez se durmió y despertó embarazada. Lo peor es que el príncipe estaba casado, o sea que estamos ante una de las primeras grandes historias de familias disfuncionales.

Cenicienta

Hay una parte aterradora en la historia de Cenicienta. Cuando a las hermanas no les sirvió la zapatilla de cristal, comenzaron a cortarse los dedos y a tasajearse los pies para conseguir que les quedara. Como la zapatilla era de cristal, era fácil de limpiar y Cenicienta se la pudo poner limpiecita cuando llegó su turno.

Hansel y Gretel

Cuando volvieron a casa después de matar a la bruja, su madre había desaparecido inexplicablemente. Lo que esta historia deja ver es que la bruja que se los quería comer era su misma madre, que en confabulación con su padre los había enviado al bosque porque no podía darles de comer, pero con la oculta intención de comérselos.

Caperucita Roja

Entre todas las versiones de Caperucita Roja hay una realmente enferma. El lobo llega primero a la casa de la abuelita, la mata, la prepara en una rica sopa y cuando llega caperucita, se la da de comer.
La descripción es tal vez demasiado gráfica. La pobre niña cree que los dientes de su abuela son un arroz muy duro, que su sangre es un rico vino y que su carne es de res o cordero.

La sirenita

Esta es una historia de amor y terror. Cuando la sirenita se toma la poción mágica siente como si una espada la hubiese atravesado. Pero eso se lo había advertido la Bruja del Mar. Cuando se recupera, logra un par de hermosas piernas, pero siente cuchillas penetrándola ante cada paso que da. Eso también se lo había advertido la Bruja del Mar. Luego intenta enamorar al príncipe, pero este la ignora y solo piensa en su prometida. La bruja le había hablado de que le daría la facultad de bailar mejor que cualquier humano, la Sirenita baila para el príncipe sin importarle el desgarrador dolor que la comienza a matar por dentro. El príncipe la sigue ignorando.¨

Solo queda una salida: hay que matar al príncipe. Las hermanas de la Sirenita venden sus cabellos para comprar una daga, pero la Sirenita no se atreve a matarlo: sigue enamorada. Inevitablemente la hermosa niña del mar se convierte en espuma de mar tal y como le habñía advertido la bruja.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com