Reglamentos de la sifrina. Por Luis Britto García

Por redaccionnyl el 11/06/2016

Capítulo III:

De la clasificación de las sifrinas

Artículo 5: —Las sifrinas son: de pensamientos, de palabras y de obras.

Capítulo IV:

De las sifrinas de pensamiento

Artículo 6: —Son sifrinas de pensamiento las que se la pasan pensando:

1) En operarse los tabiques para quedar con la nariz de cochinito.
3) En estar al día.
4) En llamar la atención.
5) En Baby Blue.
5) En cómo hacer para que no se note que están pensando en llamar la atención.

Capítulo V:

De las sifrinas de palabra

Artículo 7: —Son sifrinas de palabra:

 
 

1) Las que se la pasan diciéndole a todo el mundo Mi amOr, con O mayúscula.
2) Las que dicen groserías, pero con cuidadito y dividiéndolas en sílabas, por el estilo de cá-ga-te.
3) Las que se ríen sin sonidito.
4) Las que emplean más de tres veces por minuto las palabras Increíble, Muérete, No puede ser, No Te Creo, Qué Tierno y No te lo Pierdas.
5) Las que dicen qué nota sin haber nunca sentido una.

Capítulo VI:

De las sifrinas de obras

Artículo 8: —No hay sifrinas de obras, porque las sifrinas se quedan en puros pensamientos y palabras.
Artículo 9: —Toda sifrina finge que ha hecho lo que no ha hecho hasta que lo hace, en cuyo caso se dedica a fingir que no ha hecho lo que ha hecho.

Capítulo VIII:

Del terror de las sifrinas

Artículo 11: —El terror de la sifrina es ser considerada como objeto sexual.
Artículo 12: —Para evitar ser considerada objeto sexual, la sifrina se defiende con:1) El maquillaje. 2) El perfume. 3) El sostén. 4) La falta de sostén. 5) La base. 6) La sombra de ojos. 7) La máscara. 8) Los ganchos de pelo. 9) El rinse. 10) La pintura de uñas. 11) La pintura de labios. 12) El delineador. 13) La permanente. 14) La dieta. 15) El sauna. 16) El escote. 17) Las blusas transparentes pero no mucho. 18) Las faldas. 19) Las minifaldas. 20) Las maxifaldas. 21) Los pantalones. 22) Las faldas pantalones. 23) Los depiladores. 24) Los sprays. 25) Los tintes. 26) El peeling. 27) Los zarcillos. 28) Las pulseras. 29) Los prendedores. 30) Los dijes. 31) Los anillos. 32) Los alfileres. 33) Los pañuelos. 34) Las cadenitas. 35) Las botas. 36) Las sandalias. 37) Las hormonas. 38) Etcétera.
Artículo 13: — Las cuentas de todos los artefactos que la sifrina emplea para evitar ser considerada como objeto sexual, las paga el Príncipe Azul.

Capítulo IX:

Del Príncipe Azul

Artículo 14: —El Príncipe Azul es el que resuelve la vida de la sifrina casándose con ella.
Artículo 15: En cuanto el Príncipe Azul se casa, pasa a ser El Bolsa de mi Marido.

Capítulo X:

De las cosas sifrinas

Son cosas sifrinas todas aquellas que coadyuvan a la Cacería del Príncipe Azul, y entre ellas: 1) Los colegios de monjas. 2) La Católica. 3) Los Centros Comerciales. 4) Los cursillos de cristiandad, y en general. 5) Las playas cercadas. 6) Las terapias de grupo. 7) Los Tropi-burger. 8) Miami. 9) Las tiendas de regalos de boda. 10) Las bodas. 11) Las discotecas. 12) Las exhibiciones de moda. 13) Los bowlings. 14) Los restoranes con candelabros. 15) Las academias de decoración. 16) Las canchas de tenis. 17) Los automóviles de faena usados para paseo. 18) Las despedidas de soltera. 19) Las páginas sociales. 20) Los piano-bares. 21) Baby Blue. 22) La ropa con las etiquetas afuera. 23) Erich Fromm. 24) Yo Estoy Bien Tú Estás Bien. 27) Los Ángeles de Charlie. 28) Los Clubs de Llave. 29) El Poema «Sonatina». 30) Todo lo que parece caro sin serlo. 31) Todo lo que es caro sin parecerlo. 32) Ponerse a tocar a todo el mundo para demostrar que es abierta y después calentarse cuando la tocan. 33) AD, que es un bachinche sifrino. 34) Hacer Mohines. 35) Copei, que es un AD sifrino.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com