¿Quieres una relación de pareja abierta que funcione? Sigue estos pasos

Por redaccionnyl el 21/03/2017

Muchas personas, como Noelia, no viven a través de códigos preestablecidos para la pareja y deciden vivir sin la condición de la exclusividad.

La Asociación Española de Sexología Clínica maneja estudios que apuntan a que entre el 5 por ciento y el 8 por ciento de las relaciones estables podrían considerarse parejas abiertas, en las que el sexo con terceros se consiente. El reputado psicólogo Yves-Alexandre Thalmann, autor de “Las virtudes del poliamor”. La magia de los amores múltiples, defiende esa alternativa como una forma de explorar nuevos vínculos más duraderos: “La aventura de la pareja es delicada, ya sea abierta o tradicional. Si solo el 2 por ciento o el 3 por ciento de las parejas se divorciara, significaría que ellos tenían un problema. Pero si se divorcia más del 50 por ciento, significa que el modelo tiene un problema. La pareja convencional ya no le conviene a más de la mitad de la población”.

Sin embargo, no resulta fácil romper con el modelo del amor romántico, anclado en la fidelidad. Incluso muchos de los convencidos de que los humanos somos seres “polisexuales” temen el efecto que los celos y la culpa pueden provocar en una relación abierta. Noelia asegura que esa opción ha enriquecido su amor, pero sabe de otras parejas que no han sobrevivido a la prueba. “Para que esto funcione sobre todo se necesita mucho amor y respeto, pero no solo…”. Estos son sus consejos para aquellos que desean probar:

1- Hay que hablar sin tapujos para estar convencidos de que ambos tienen el mismo deseo de vivir como pareja abierta. Cuando uno de los dos acepta para complacer al otro o para preservar la relación, probablemente terminará por sentir amargura y frustración.

2- Nuestra pareja siempre tiene que ser lo más importante. Debemos demostrarle cada día que todo lo especial que nos une a ella se preserva intacto.

3- Hablamos de sexo, no de sentimientos. Si no eres capaz de separarlos, mejor no lo intentes.

4- En una pareja abierta también se establecen condiciones. Por ejemplo, algunos no quieren saber lo que hace el otro o, al contrario, prefieren conocer todos los detalles. Es frecuente que se limiten los encuentros sexuales con la misma persona (una o dos veces) para no establecer vínculos más allá de lo físico. Tal vez se acuerde no tener nunca una aventura con alguien del círculo de conocidos. En todo caso, las reglas debe ser claras y hay que cumplirlas.

5- La sinceridad es esencial. La pareja tiene que hablar si surgen dudas o alguno se siente incómodo en cualquier circunstancia. Ningún tipo de relación tiene futuro sin la absoluta confianza en el otro.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com