Lo que recomienda la Biblia a la hora de invertir dinero

Por redaccionnyl el 05/09/2013

Invertir dinero Biblia
Invertir dinero Biblia

Reconoce la voluntad de Dios.

Reconoce que Dios quiere tengas riquezas (3 Juan 2; Proverbios 10:22).
Reconoce que Jesús murió para que tengas riquezas (2 Corintios 8:9).
Reconoce que Dios suplirá todas tus necesidades (Filipenses 4:19).

Reconoce que el mejor camino a la prosperidad es cuando Dios te guía y cuando obedeces a tu conciencia

 
 

(Proverbios 4:23; Romanos 8:14-17; Deuteronomio 28:1-2; Génesis 12:4 y Génesis 13:2). Tú posees talentos y habilidades fantásticos, y Dios puede mostrarte exactamente lo que deberás hacer. Tal vez te hayan despedido, pero busca un aumento en tu nuevo trabajo. En estas ocasiones, Dios te habla y te dice qué carrera seguir, y podrás prosperar si sigues tu conciencia (y el liderazgo del Espíritu Santo). En los momentos en que creas tener una palabra de Dios, enciérrate y ora seriamente todos los días, por un largo periodo, antes de estar seguro de que Dios te estuvo hablando. Mira que Abraham obedeció la guía de Dios en Génesis 12:4. Proverbios 4:23: “Cuida tu corazón más que otra cosa,porque él es la fuente de la vida”. Lee Gálatas 3:13-14 y Romanos 8:16-17.

Sé un especialista en tu carrera profesional: Administra el dinero que ganas y aprende acerca de los “ciclos de inversión”. Veamos los tres tipos de dinero en la Biblia y los tres secretos para la prosperidad: después de que Abraham siguiera a Dios (Génesis 12:4),Dios prosperó a Abraham en Génesis 13:2 con ganado (su carrera), plata (el dinero que ganaba) y oro (inversiones).

El ganado representa tu carrera profesional y observa que esto está en primer lugar en la Biblia. El secreto para tu vida profesional es ser un especialista. Proverbios 13:15 dice: “El buen juicio genera afecto”. Obtén tu título universitario y mantente en la misma línea profesional para llegar a ser un especialista. Proverbios 12:8 dice que el hombre será alabado según su sabiduría, no por su duro trabajo. Debes aprender a trabajar de una manera “más inteligente, no solamente muchas horas”. Observa que, en Proverbios 24:27, Dios quiere que establezcas tu carrera antes del matrimonio. 54% de los divorcios en Estados Unidos son a causa de la falta de dinero. Según Deuteronomio 8:18: “Más bien, acuérdate del Señor tu Dios, porque él es quien te da el poder de ganar esas riquezas, a fin de confirmar el pacto que hizo con tus padres, como en este día”.

 
 

La plata representa la administración del dinero que ganas y el secreto bíblico es que vivas según un presupuesto. Proverbios 21:17 dice que “si amas los placeres, acabarás en la pobreza”. Debes hacer un balance entre tus cuentas a pagar y tus ingresos. Usa también las tarjetas de crédito con sabiduría porque Proverbios 22:7 dice que “los deudores son esclavos de los prestamistas”.

Por su parte, el oro representa la inversión. La Biblia enseña mucho sobre los ciclos de inversión. En este libro, cuarenta años son considerados una generación. Cada cuarenta años, Estados Unidos sufre una terrible recesión y los precios inmobiliarios colapsan como en la década de 1890, 1930, 1970 2010. Todos estos colapsos son el resultado de la disminución de las tasas de interés impuesta por el gobierno, generando depreciación monetaria, préstamos fáciles y burbujas inmobiliarias. Vemos esto mismo en Génesis 41, donde José le dice a Faraón que tendrían siete años de escasez.

Esos siete años, llamados “recesión de invierno” en la Biblia, sucede cada cuarenta años en EE.UU. Existe también otro tipo de recesión en la Biblia: aquella que aparece cuando el gobierno reduce agresivamente las tasas de interés, o aquellas que son moderadas como la “recesión aeroespacial” y “la burbuja punto com”. Una vez más vemos influencias bíblicas, como cuando Elías oró y no llovió durante tres años y medio.

Asóciate con gente que te inspire y te enseñe a prosperar

(Proverbios 13:20). Es importante advertir que Lot, quien viajó con Abraham, también prosperó en su trabajo debido a la ley de asociación. Pero a diferencia de él, Lot no administró el dinero que ganaba, todos sus trabajadores bebían y se peleaban con los hombres de Abraham, y finalmente, ambos tuvieron que tomar rumbos separados. Lot lo perdió todo en Génesis 19 porque no había aprendido a obedecer su conciencia, a ser un especialista, a administrar bien el dinero ni a estudiar los ciclos de inversión. Esto sirve para mostrarte que, si bien puedes ser bendecido por la ley de asociación, debes madurar espiritualmente, de lo contrario siempre te dejarás llevar por las circunstancias (Abraham ignoró las circunstancias: Romanos 4:19).

Considera los siguientes versículos

Entre los versículos más importantes que hablan de ciclos económicos e inmobiliarios en la Biblia están: Génesis 41, Proverbios 22:2-3, Eclesiastés 3:2,6 y la Iglesia Primitiva, cuando sus miembros vendieron sus casas antes de una gran recesión durante el reinado de Claudio César.
Proverbios 22:2-3:

” El rico y el pobre coinciden en algo:
a uno y otro los hizo el Señor.
El que es astuto, ve el peligro y se esconde;
el que es ingenuo, sigue adelante y es afectado”.
Eclesiastés 3:1,2,3,6:

“Todo tiene su tiempo.
Hay un momento bajo el cielo para toda actividad:
El momento en que se nace,y el momento en que se muere;
el momento en que se planta,y el momento en que se cosecha,
el momento de buscar,y el momento de perder;
el momento de guardar,y el momento de desechar”.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com