Princesa de Asturias para Les Luthiers,transmisores de cultura iberoamericana

Por redaccionnyl el 10/05/2017

El humor blanco e inteligente de Les Luthiers, a través del cual se han convertido en “uno de los principales comunicadores de la cultura iberoamericana”, fue galardonado hoy con el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades 2017.

Este grupo argentino, que combina el humor con la música a través de unos instrumentos artesanales creados con materiales caseros (desde una ducha a latas de conserva), juega mucho con la crítica y el absurdo de las distorsiones de la vida cotidiana, con personajes de la política, artistas o “cantantes de medio pelo”, como ellos mismos dicen.

Un estilo que les ha hecho ser “espejo crítico y referente de libertad en la sociedad contemporánea”, como destacó hoy el fallo del jurado de este premio, que concede anualmente la Fundación Princesa de Asturias (norte).

Su humor se ha paseado por escenarios de medio mundo desde que hace medio siglo iniciasen su andadura artística en Buenos Aires, de la mano del ya fallecido arquitecto Gerardo Masana.

El germen fue un pequeño coro que utilizó instrumentos caseros para tocar una pieza que parodiaba una cantata barroca con un texto tomado del prospecto de un conocido laxante argentino, la “Cantata Laxatón”, compuesta por Masana y en la que aparecía ya su famoso compositor ficticio Johann Sebastian Mastropiero.

Tras este éxito, iniciaron un periodo de perfeccionamiento de su estilo e identidad artística que les llevó a mostrar sus creaciones por todo el continente americano y España, principalmente.

Desde 1967 han creado más de 30 espectáculos que, según recoge el a acta del jurado, han convertido a Les Luthiers en “uno de los principales comunicadores de la cultura iberoamericana”.

“Su original tratamiento del lenguaje, de los instrumentos musicales y de la acción escénica atrae a cientos de miles de espectadores de todas las generaciones, que han convertido a Les Luthiers en un espejo crítico y en un referente de libertad en la sociedad contemporánea”, destaca el fallo, dado a conocer por el presidente del jurado, Víctor García de La Concha.

De hecho, los textos de sus espectáculos se distinguen por la riqueza de su léxico y por estar plagados de juegos de palabras inteligentes y originales, características que conforman lo que se conoce como “estilo Luthiers”.

Sus integrantes han compuesto e interpretado géneros musicales tan distintos como tangos, boleros, corridos mexicanos, merengues, óperas y zarzuelas, entre otros, y han inventado más de 35 instrumentos musicales, algunos de ellos tan originales como el “tubófonogunos silicónico cromático”, o el “glisófono neumático” y la “desafinaducha”, que obtiene sonidos musicales de una ducha.

Cuatro generaciones de espectadores han visto en estos años unos montajes que no han cambiado casi nada en el formato, algo que es parte del secreto de su exitosa fórmula.

El próximo 4 de septiembre cumplirán 50 años sobre los escenarios con una formación que integran Marcos Mundstock, Carlos Núñez, Carlos López, Jorge Maronna, Horacio Turano y Martín O”Connor, los dos últimos como sustitutos de Daniel Rabinovich, alias Neneco, uno de sus miembros desde el inicio hasta su fallecimiento en 2015.

Su ausencia fue la única pega que ha puesto a este premio López Puccio nada más conocer que Les Luthiers por fin había sido galardonados con el Premio Princesa de Asturias, al que ya habían optado en ediciones pasadas.

“Lo recibimos con muchísima emoción y con mucho alivio porque hace tantos años que coqueteamos con el premio que nos fuimos acostumbrando a la sensación de que tal vez nos lo merecíamos”, bromeó hoy en unas declaraciones a Efe en las que mostró su emoción por recibir el galardón del país que consideran su “segunda patria”.

Su candidatura, propuesta por el periodista Álex Grijelmo, se impuso en esta ocasión en las últimas votaciones a las del biólogo especialista en evolución Francisco José Ayala, a la del director del Washington Post, Martin Baron, y a la del filósofo mexicano Miguel León-Portilla, entre otros.

El de Comunicación y Humanidades ha sido el segundo de los ocho premios que concede la fundación en fallarse este año, después de que la semana pasada se hiciese con el de las Artes el polifacético creador sudafricano William Kentridge.

El pasado año, fue distinguido con el galardón de Comunicación y Humanidades el fotoperiodista estadounidense James Nachtwey, y también están en posesión de él Joaquín Salvador Lavado, conocido popularmente como Quino y por ser el creador del personaje de “Mafalda”; la fotógrafa estadounidense Annie Leibovitz; o el diseñador japonés de videojuegos Shigeru Miyamoto.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com