Países No Alineados se reúnen en una isla hambrienta y a la expectativa

Por redaccionnyl el 12/09/2016

Los preparativos para la XVII Cumbre de Países No alineados (MNOL), que se realizará desde este 13 de septiembre en Margarita, continúan en medio del silencio oficial para confirmar quiénes serán los ilustres invitados que nos acompañarán estos cuatro días.

En las calles de la isla de Margarita, la población vive el día a día expectante ante el evento, pero sin salir de su rutina, de supermercado en supermercado, buscando algún producto de primera necesidad y soñando con abastecimiento prometido por el gobierno nacional, al menos por los seis días que dure el evento.

Pero nada. Los supermercados siguen vacíos, ya la costumbre de llenar los anaqueles de lado a lado y de arriba abajo con el mismo producto es parte del panorama. La última semana se han visto resquicios de arroz y azúcar de origen brasileño, pero los precios hacen que la costumbre del cafecito dulce por la mañana se desvanezca en un abrir y cerrar de ojos.

En muchos barrios populares de la Isla los vecinos han visto mermar sus reservas mientras esperan las ansiadas bolsas del CLAP, que a precios subsidiados permite a los ciudadanos contar cada tres o cuatro semanas con los ansiados productos regulados.

Pero los sucesos políticos y sociales internos han dado un vuelco a los preparativos de la cumbre. El escenario sigue caldeado, la noche del pasado miércoles la víctima de turno fue el líder opositor Henrique Capriles, quien se vio retenido involuntariamente durante al menos cuatro horas en el aeropuerto de Margarita, impedido por grupos de chavistas que lo esperaban a las afueras del terminal para darle un recibimiento nada caluroso.

La semana anterior el presidente Nicolás Maduro enfrentó a vecinos que lo cacerolearon mientras salía de un acto por la entrega de 148 viviendas refaccionadas en el populoso sector de Villa Rosa, municipio García del estado Nueva Esparta.

Los taxistas que prestan servicio en el aeródromo dicen que la treintena de sujetos “armados con palos, pistolas y cuchillos” son caras pocos conocidas, y lo atribuyen a “navegaos” traídos desde otros estados del país por el gobernador de la entidad Carlos Mata Figueroa, para servir de grupos de choques ante cualquier eventualidad que se pueda presentar en la cumbre.

Capriles logró refugiarse en uno de los andenes cercanos a la pista, y luego de varias horas pudo escapar. No hay ningún responsable, ni investigación abierta. No es el caso de Villa Rosa, en donde aún siguen vecinos presos, con pruebas montadas por la Guardia Nacional y bajo castigo, por órdenes presidenciales, de no enviar ni una bolsa más de comida a la zona.

La comida, que sigue sin aparecer en Villa Rosa y en los anaqueles de los mercados margariteños, está asegurada para los visitantes de los 120 países “No Alineados”.

“Isabel La Católica”, uno de los hoteles más lujosos de la bahía de Pampatar y de la Isla, albergará a la poderosa delegación de Arabia Saudita. Las instalaciones fueron tomadas a mediados de la semana por los cuerpos de inteligencia del estado y ha visto como de a poco llegan los ilustres huéspedes a sus lujosas y muy clásicas instalaciones.
Todo el hotel será de la delegación saudí. Los empleados ya fueron interrogados y fichados por funcionarios del SEBIN. Les entregaron pulseras identificadas por colores y áreas permitidas.

“Juana La Loca”, su famoso restaurante, recibirá a los comensales que cuentan con su propio equipo de cocina (un chef y un cocinero) para preparar a su estilo los platos típicos del lejano país y, por supuesto, cuidar lo que come la monarquía petrolera (cada plato es probado por dos personas antes de ser entregado al comensal final, tal cual como en las películas).

Madre e hija, reinas ambas, darán alimento y descanso en sus aposentos a monarcas de otras tierras. Los jefes saudíes disfrutarán hasta en sus sueños la historia de Juana encerrada toda su vida por revelarse ante el propio Dios. Confinada a un cuarto por su padre e hijo, acusada de enferma mental por su poca devoción a los ritos cristianos. Un día a día normal saudí.

En el hotel Venetur, sede del magno encuentro, se apuran los preparativos. Las cuatro mega carpas instaladas son casa de obreros y técnicos que entran y salen sin parar, día y noche, todo el mundo trabaja. Las avenidas y calles contiguas están tomadas por militares de Casa Presidencial cada 100 metros.

Huele a nuevo adentro y afuera, piso nuevo, carreteras nuevas, aceras nuevas, arboles nuevos, semáforos, luces, vallas y hasta una estatua, nueva.

El cuerpo de bronce de Hugo Chávez permanece forrado por plástico blanco señalando al cielo, en un pedestal a unos tres metros de altura, en el centro de una plaza recién construida, será expuesta en la inauguración del evento.

Casi todo listo. El show está por comenzar. No enviaron tarjetas de invitación a los de la casa, que siguen en la calle viviendo su propio espectáculo, mirando de reojo y como invitados de segunda, un evento de primera en su propio patio.

Moisés David Estaba Velásquez

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com