Otras cinco palabras sorprendentes para aumentar tu vocabulario

Por redaccionnyl el 03/03/2016

Bien sea para ver con calma sus catálogos de ropa íntima o para que los niños aumenten su vocabulario, muchas maestras piden a sus alumnos que investiguen palabras en un diccionario y se las aprendan de memoria.

El método es válido, pero ya se sabe que los ‘caletres’ se olvidan después del examen. Por eso lo que seguimos recomendando en este espacio es que los adultos hagan que los niños lean literatura: aventuras, historias sorprendentes, ficciones que les abran el apetito por aprender y que permitan que lo de un rico vocabulario aparezca solo. De todas formas, como el método es válido, aquí hay cinco palabras cuyos significados nos resultarán siempre útiles.

Sangradura. Es la parte hundida del brazo opuesta al codo, justo donde usualmente los enfermeros les sacan la sangre a las personas. Así, la parte del cuerpo opuesta del hombro se llama axila o sobaco y la opuesta de la rodilla ‘corva’.

Amusgar. Es cuando los animales echan sus orejas hacia atrás como ademán al ataque o a la embestida. Es común verlo en los perros o en los toros que entran en alerta. También es cuando alguien entrecierra los ojos para ver mejor, y en una acepción menos conocida es sinónimo de ‘avergonzarse’.

Destoserse.
Esto es toser sin necesidad o fingir la tos para hacer algún tipo de seña o para prevenirse antes de hablar.

Desperado. El título de aquella película protagonizada por Antonio Banderas agarró a más de uno fuera de base. ¿No será desesperado? Bueno, lo que pasa es que hace mucho tiempo ‘desperado’ era sinónimo de desesperado. Pero esa acepción ya está en desuso. Hoy en día ‘desperado’ sigue utilizándose, aunque en lo referente a ‘un delincuente que está dispuesto a todo’, como el de la película.

Yerto. La palabra nos remonta al poema “Rosalinda”, de Ernesto Luis Rodríguez (Su voz en las cosas yertas / fue como el sol en los mitos), y es algo tieso, rígido o áspero. También se dice ‘yerto’ del ser viviente que que se ha quedado rígido por el frío o del cadáver u otra cosa en que se produce el mismo efecto.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com