Nodayimani, tráeme mi tabaco. Microrrelato de Nelson Mandela

Por redaccionnyl el 11/01/2016

Mi padre seguía gritando: Nodayimani, tráeme mi tabaco. El grito era persistente, y finalmente se lo llevaron, le llenaron la pipa con tabaco, se la encendieron y se la pasaron ya preparada, y entonces fumó y murió fumando.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com