Neve Campbell sigue siendo tan deseada como en los 90