Natalie Portman y la exageración de su talento solo porque es bonita

Por redaccionnyl el 15/06/2017

Sucede en el mundo profesional, en el cine y en la vida real, acéptelo: el talento de las mujeres bonitas siempre es deformado hacia la exageración por parte de quienes lo ven.

Claro que a veces cuesta que a las mujeres bonitas se les reconozca el talento, pero cuando ocurre porque es imposible de soslayar siempre se puede caer en la tentación de magnificar demasiado sus cualidades dejándose llevar por la idealización.

Natalie Portman es un buen ejemplo de eso porque es tan bella, tan, pero tan bella, y en serio tan, pero tan talentosa, que a menuda la gente la encumbra a niveles que después terminan cayendo hasta en lo ridículo.

Cuando hizo hace algunos años “El cisne negro”, se corrió el rumor de que la muy dotada había aprendido a bailar ballet clásico como una profesional en tan solo unos cuantos meses. De inmediato apareció Sarah Lane, la bailarina que había doblado a la actriz, reclamando que ella había tenido que ensayar durante 20 años para lograr bailar así y que es mentira que la actriz lo hiciera realmente por más Natalie Portman que fuera.

La actriz dejó correr el rumor sobre lo rápido que aprendió a bailar como ángel sin desmentir ni aclarar nada hasta la entrega de un Óscar que por supuesto ganó. Y es que si nos ponemos a pensar en esos silencios ha basado Portman buena parte de su éxito, pues aunque es conocido que habla con absoluta fluidez su natal hebreo y el inglés, ha dejado correr también el rumor de que habla francés, japonés, alemán y español (de los cuales al menos sí ha tomado clases).

En fin, creemos firmemente en el talento real de esta maravillosa actriz, pero sabemos que el mundo le dará siempre más mérito del que tiene porque es bella, muy bella.


Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com