Natalia Vodiánova, la supermodelo perfecta de la vida extraordinaria

Por redaccionnyl el 11/07/2017

La rusa Natalia Vodiánova era pobre, tan pobre que a los 11 años trataba de vender fruta en la calle para ver si ayudaba a su madre con los gastos del hogar. Trabajó tan duro que logró tener su propio puesto de comida ambulante y ese fue el primer gran logro de su vida.

Cuando tenía apenas 15 años se dio cuenta de que era atractiva y probó suerte en una academia de modelaje a ver si lograba hacer más dinero, pues en su casa vivía unicamente con su madre y sus dos hermanas (cada hija era de un padre diferente y una con parálisis cerebral) y había que conseguir más fondos.

Por supuesto que quedó en la academia, pero le dijeron que si realmente quería triunfar en ese mundo, debía hablar inglés. Natalia aprendió el idioma en solo tres meses, y dos años después (a los 17) tuvo que trasladarse a París porque ya su carrera se lo exigía.

En la Ciudad Luz comenzó a trabajar con la agencia Viva Model Management Paris y así comenzó una historia cuyo final feliz podría ubicarse en el momento en el que Forbes calculó sus ingresos anuales en 4,8 millones de dólares.

Claro que Vodiánova todavía tiene toda una vida por delante. Apenas tiene 35 años y sigue modelando, aunque también actúa ocasionalmente en superproducciones.

¿Tiene o no una vida extraordinaria? Pero no solo logró sacar a su familia de la pobreza, Natalia también tiene cinco hijos porque le gustó eso de ser madre. A continuación, algunas de sus fotos más provocativas.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com