Mire por qué Messi nunca hace elásticas ni bicicletas

Por Néstor Luis González el 25/04/2017

Muy pocas personas habrán dejado de notar que Lionel Messi nunca ha hecho una bicicleta ni una elástica en un campo de fútbol, osea que jamás ha tratado de burlar a un rival rodeando la pelota muchas veces con sus piernas ni tampoco nos ha regalado la maravilla de pegarse el balón a un pie y empujarlo hacia un lado para luego con el mismo impulso irse por la banda contraria.

Ambas jugadas son parte del repertorio de algunos de los mejores jugadores de la historia, pero Messi siempre opta por el regate hacia la izquierda o hacia la derecha sin mayores adornos. Ronaldinho, Zlatan, Cristiano Ronaldo, Ronaldo el fenómeno… casi todos hacen esas jugadas que parecen sacadas de la chistera de un mago, pero Messi no y eso que se supone que es mejor que todos ellos. La explicación a esa interrogante la dio el escritor Alejandro Dolina y a nosotros nos resultó una revelación de lo obvio que por algún motivo no lográbamos ver.

Alejandro Dolina sostiene que Messi “es un jugador con virtudes tan poderosas que ciertas calidades lujosas no le son necesarias”.

Asegura que el argentino “es tan preciso en sus resoluciones y tan eficaz en sus diagonales que no necesita el juego vistoso de Cristiano Ronaldo ni el juego pensante de Zidane o de Riquelme.

Para explicarse con ejemplos, Dolina recuerda al cineasta Orson Welles, que confesaba que cuando tenía mucho presupuesto para hacer sus películas no le salían tan buenas porque podía hacer todo lo que necesitaba: si quería a cuatrocientos hombres lanzándose de un puente, los tenía. En cambio cuando tenía bajo presupuesto, debía ponerse a pensar en sustituciones y en metáforas que resultaban en un film más vistoso.

“Messi tiene tanto presupuesto que no necesita ninguna genialidad. Su mero andar por la cancha es eficaz. No precisa los lujos”, sentencia para darnos a entender que si los rivales son como conos nadie necesita hacerles una bicicleta o una elástica, simplemente elige uno de los lados y se va por ahí.

Pero Dolina ofrece un ejemplo mucho más asombroso: el del billarista belga Raymond Ceulemans, el mejor del mundo en su época. A Ceulemans un crítico le dijo: “Usted nunca tira masse (jugada con el taco arriba en la que se le pega verticalmente a la bola para salir de un aprieto)”. La respuesta de billarista resuelve toda la interrogante sobre Messi: “Yo no sé tirar masse. Las bolas nunca me quedan así. Soy tan preciso jugando que jamás tengo que salir de una situación difícil”.

Así, Lionel Messi no hace elásticas ni bicicletas porque no las necesita: él solo decide por dónde regatear al contrario y lo hace. Igual Maradona o Pelé: pensábamos que no hacían tales florituras porque no existían en sus épocas, pero no: es que seguramente tampoco las necesitaban.

9-jugadas-increibles-de-messi_6

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com