Meditación en el umbral. Por Rosario Castellanos

Por redaccionnyl el 30/10/2016

No, no es la solución
tirarse bajo un tren como la Ana de Tolstoy
ni apurar el arsénico de Madame Bovary
ni aguardar en los páramos de Ávila la visita
del ángel con venablo
antes de liarse el manto a la cabeza
y comenzar a actuar.

Ni concluir las leyes geométricas, contando
las vigas de la celda de castigo
como lo hizo Sor Juana. No es la solución
escribir, mientras llegan las visitas,
en la sala de estar de la familia Austen
ni encerrarse en el ático
de alguna residencia de la Nueva Inglaterra
y soñar, con la Biblia de los Dickinson,
debajo de una almohada de soltera.

Debe haber otro modo que no se llame Safo
ni Mesalina ni María Egipciaca
ni Magdalena ni Clemencia Isaura.

Otro modo de ser humano y libre.

Otro modo de ser.

La autora

Escritora mexicana que cultivó todos los géneros, desde la poesía hasta el periodismo. Nació en la ciudad de México y murió en Tel-Aviv. Desde 1948 hasta 1957 sólo escribió poesía, Trayectoria del polvo (1948), Lívida Luz (1960); muy significativa es su antología, Poesía no eres tú (1972). Octavio Paz dice de ella: -(Su) lenguaje es llano y sentencioso. Pasión y sentimiento-. Y Monsiváis, sobre la Lamentación de Dido (1957) subraya: -La definitiva elegía de Castellanos es el anuncio (y la consumación) de la muerte de una retórica-. Oficio de Tinieblas (1962, novela) y Ciudad real (cuentos) indagan sobre la cuestión indígena en Chiapas, replanteando su sentido. Escribió varias obras de teatro: Tablero de damas (1952) y El eterno femenino; ensayos sobre el concepto de lo femenino: Mujer que sabe latín (1973), El uso de la palabra (1974) y El mar y sus pescaditos (1975).

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com