El problema matemático de las esclavas de ojos azules que siempre mienten

Por redaccionnyl el 13/08/2017

En el libro su “El hombre que calculaba”, Malba Tahan plantea un problema matemático hermoso y difícil que aún genera chocancia entre los que dicen no amar los números.

Cuenta el el libro que el joven príncipe Alejandro acudió al reino de Bagdad para pedir la mano de la joven princesa hija del poderoso emir Casimiro III.

El emir propuso entonces al príncipe un reto para que pueda demostrar que es digno de su hija la princesa. El reto consiste en la resolución del siguiente enigma:

Poseo cinco esclavas, –dijo el emir– dos de las esclavas tienen los ojos negros y tres esclavas tienen los ojos azules. Las que tienen los ojos negros siempre dicen la verdad y las que tienen los ojos azules siempre mienten. Dentro de unos instantes estas cinco esclavas serán conducidas ante nuestra presencia con los ojos vendados. Sin verles los ojos, tendrás que descubrir, sin error posible, las que tienen los ojos negros y las que tienen los ojos azules y para ello podrás hacer hasta tres preguntas a tres de las esclavas.

La solución al problema ya la conocemos pero no la arruinaremos contándola aquí. Lo que sí haremos es decir que sospechamos de esta chica llamada Lana no porque creamos que es una esclava del mundo del entretenimiento para adultos sino porque esos ojos azules no son normales bajo ningún punto de vista.

Lana solo tiene 20 años y no para de hacerse famosa. Esclava de la imagen o del sexo o de los ojos ajenos, mira hacia las cámaras para hacernos creer que nos ve aunque sepamos que no es así, y que solo nos engaña.

De todas formas ese engaño es dulce y por eso valdrá la pena revisar algunas de sus decentes publicaciones en Instagram.

Una publicación compartida de LanaBanana (@lanarhoades) el

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com