Más de 15.000 libros para hacer de una aldea de freseros un pueblo biblioteca

Por redaccionnyl el 04/05/2017

Una recóndita aldea india de 3.000 habitantes dedicada al cultivo de fresas es desde hoy una gigante biblioteca con más de 15.000 libros con los que el Gobierno del occidental Estado de Maharashtra quiere convertir la localidad en “un centro internacional literario”.

Bhilar es una pequeña localidad en el extremo occidental de la India a la que se llega tras casi seis horas por carretera desde Bombay.

Sus alrededor de 3.000 habitantes vivían hasta ahora de la fresa, pero un viaje del ministro de Educación del estado, Vinod Tawde, a Hay-on-way, el pueblo galés con 1.500 habitantes y 40 librerías en el que surgió el Hay festival, ha sellado un cambio en su destino.

Así surgió la idea, según explicó a Efe Akshaya Rewale, una de las organizadoras de una iniciativa que hoy quedó consolidada con la apertura de 25 espacios, algunos públicos como las escuelas de la localidad, y otros privados cedidos por la población local, para leer las miles de obras que han llegado al pueblo.

“Algunos habitantes de Bhilar han abierto sus casas a la iniciativa y acogerán parte de la biblioteca en sus viviendas”, explicó.

Pero el proyecto busca convertir a Bhilar no solo en un centro internacional literario, sino conectarlo “al mismo tiempo con sus raíces culturales”, indicó.

Por ello, los más de 15.000 ejemplares de esta nueva biblioteca están escritos en lengua marathi, uno de los 22 idiomas oficiales de la India y que hablan unos 70 millones de personas.

La lengua vernácula será promovida de esta manera con respaldo financiero del Gobierno regional, que ha adquirido los ejemplares específicamente para el proyecto y no ha contado con donaciones de particulares.

La aldea biblioteca contará con expresiones de casi todos los géneros, “desde poesía, ficción o historia”, dijo Rewale, y obras de escritores en marathi como el novelista Bhalchandra Nemade, el poeta Kusumagraj o el autor de relatos cortos Ga Kulkarni.

“Algunos son títulos descatalogados desde hace años o difíciles de encontrar para el lector”, explicó Rewale.

No obstante, también se pueden hallar ejemplares traducidos al marathi de éxitos literarios como el estadounidense “No sin mi hija”, de Betty Mahmoody, o “la mayoría de los ganadores del Man Booker Prize”, el prestigioso galardón británico para autores de habla inglesa, detalló.

Para ayudar a generar un ambiente que haga más agradable la experiencia de lectura le han dado a los espacios en que se pueden leer los libros una mano extra de arte.

Alrededor de 75 artistas se han desplazado hasta este pueblo para llenarlo de murales y grafitis, que dan un aire renovado a las calles de la aldea de las fresas, que también forman parte de la idea de los organizadores.

Es una biblioteca permanente y “orgánica” ubicada en un paraje natural “bello” colmado de campos de fresas, dijo Rewale.

La idea ha arrancado con la lengua de los lugareños, pero las aspiraciones son que en el futuro la aldea biblioteca se abra a otras lenguas como el hindi o el inglés, para atraer a lectores de las diversas regiones indias.

Y no solo eso, también tienen en mente la posibilidad de invitar a escritores locales y extranjeros a visitar este pueblo reconvertido en biblioteca.

En el medio tiempo y mientras el proyecto despega, la única premisa clara por ahora en la biblioteca de Bhilar es la que impera en todas las del mundo: “Devuelva el libro después de leerlo”.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com