Lo que debes saber sobre el ataque preventivo de Trump a Corea del Norte

Por sensualidad el 13/04/2017

Seúl, evidentemente, está en contra de cualquier ataque contra Pyongyang, puesto que el Gobierno surcoreano entiende perfectamente que una represalia por parte de las tropas leales a los Kim puede costarle muy cara.

 
 

La postura de Japón respecto a una ofensiva de este tipo difiere considerablemente de la de Seúl, es decir, Tokio apoya los planes de Trump de realizar una acción militar contra Corea del Norte.

Y esto no debe sorprender, dado que Tokio está a unos 1.000 kilómetros del territorio norcoreano. Además, si Pyongyang decide lanzar un proyectil contra Japón, este no alcanzará necesariamente territorio nipón.

Entretanto, para golpear Seúl, los misiles surcoreanos solo tienen que volar unos 60 kilómetros. En este sentido, ya no debería haber preguntas sobre las razones por las que Corea del Sur está más que preocupada por un posible conflicto contra su vecino del norte, explica el experto.

Las declaraciones acerca de un posible ataque preventivo contra Pyongyang aparecen en el contexto de la reciente ofensiva de EEUU contra una base aérea siria. Pavliatenko considera que, al dar este paso, Trump quiso reforzar su imagen de “presidente firme”.

El mandatario estadounidense sigue poniendo a prueba los límites de la escena internacional. El analista recordó que la Casa Blanca ya ha enviado a la zona el portaviones USS Carl Vinson. Durante su reunión en Florida, Trump le pidió al presidente chino, Xi Jinping, que avisara al líder norcoreano de que Estados Unidos no solo dispone de portaviones, agrega.

 
 

El experto señala que, durante la Administración Obama, Corea del Sur estaba segura de que Washington no tomaría ninguna acción sin acordarla con Seúl. Ahora las reglas del juego han mutado y se ha hecho difícil predecir las futuras acciones de Trump.

No obstante, cualquier medida imprudente del líder de EEUU puede desembocar en una catástrofe para la península de Corea, opina el especialista en estudios coreanos Alexandr Zhebin.

Zhebin asegura que en Corea del Sur hay unos 30 reactores nucleares. En caso de que varios de ellos resulten destruidos incluso con bombas no atómicas, esto podría provocar una catástrofe atómica sin precedentes que convertiría la península entera en una zona inhabitable, dijo.

No obstante, los militares del Pentágono entienden que, una vez que los buques estadounidenses lancen sus misiles contra Corea del Norte, estos volarán con rumbo a las fronteras de China y Rusia. Y este escenario es mucho más peligroso que un ataque contra Siria.

“Rusia no puede quedarse cruzada de brazos hasta que los proyectiles estadounidenses alcancen su territorio, de manera que se verá obligada a derribarlos en el espacio aéreo de Corea del Norte”, opina Zhebin.

El entrevistado puntualizó que los analistas norteamericanos admiten que carecen de información completa acerca de la ubicación de todas las instalaciones atómicas norcoreanas. En caso contrario, Washington habría intervenido en el país asiático hace mucho tiempo.

De todos modos, desde el punto de vista militar, cualquier operación contra Pyongyang, o sea, cerca de las fronteras de Rusia y China, es demasiado arriesgada. De ahí que las declaraciones de la Casa Blanca acerca de su disposición a atacar el reino de los Kim solo subrayan el oportunismo de la Administración actual, concluyó el especialista.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com