Libros sobre drogas que deben leer incluso los que solo las han probado

Por redaccionnyl el 05/09/2017

Muy pocas personas pueden decir sinceramente que nunca han consumido drogas. Para esas personas no está escrito este artículo, así que pueden dejar de leerlo y comenzar a disfrutar de cualquiera de los demás contenidos que aparecen en Nalgas y Libros.

Aquí no vamos a decir la estupidez de que los libros y las drogas están profundamente relacionados porque sería una mentira demasiado pop y no estamos desesperados por la aprobación colectiva. Pero sí recomendaremos la lectura de estos libros porque sirven para vernos a nosotros mismos con franqueza.

“El almuerzo desnudo” de William Burroughs

La novela narra las peripecias de William Lee (alter ego del autor) y las alucinaciones que provocan en su mente la heroína o la marihuana, disparando contra la religión, la burocracia, la justicia o el ejército. Resulta también curioso que el lector puede decidir en qué orden leer sus capítulos.

“Ciego de nieve” de Robert Sabbag

Es la historia real de Zacharie Swan, un ejecutivo de Nueva York de principios de los 70 que se ve involucrado sin quererlo en una red de narcotráfico. El autor se dedica en sus páginas a desentrañar el viaje que recorre la cocaína desde que sale de América Latina hasta que llega finalmente a las calles de Estados Unidos.

“Diario de un rebelde” de Jim Carroll

Autobiografía en la que el Caroll repasa sus años de adolescente cuando, para mejorar sus resultados como jugador de baloncesto (de ahí su título original), comienza a consumir heroína y entra en un bucle de adicciones que le llevan a robar en comercios, a meterse en peleas callejeras o a ejercer la prostitución.

“Miedo y asco en Las Vegas” de Hunter S. Thompson

Thompson y su abogado viajan a Las Vegas para preparar un reportaje, llevando consigo un brutal cargamento de drogas en el maletero del coche. Allí vivirán un sinfín de experiencias, cada cual más bestia, bajo los efectos del LSD, la cocaína y la mescalina.

“Trainspotting” de Irvine Welsh

Fue su debut literario, y jamás pudo imaginar que con él cosecharía tanto éxito. Es el sórdido relato sobre la vida de unos jóvenes de Edimburgo que se refugian en la heroína para escapar de su realidad.

“Réquiem por un sueño” de Hubert Selby Jr.

La historia de una madre y un hijo que, mano a mano y mientras esperan que sus sueños se cumplan, consumen sin parar. Ella, las anfetaminas que le receta un médico sin escrúpulos; él, la heroína que consigue en las calles.

“Campos de fresas” de Jordi Sierra i Fabra

Luci, la protagonista, ha quedado en coma después de una noche loca de alcohol y éxtasis. Mientras se debate entre la vida y la muerte tendida en la cama del hospital, sus amigos intentan reconstruir la noche anterior, encontrar al camello para saber qué tomaron exactamente y, sobre todo, iniciar un camino de auto-salvación.

“Pregúntale a Alicia”

Uno de los libros más leídos de la década de los 70, es el compendio de confesiones de una quinceañera adicta a varias sustancias y su viaje hacia el abismo y la degradación total. Es una obra anónima, puesto que sus supuestos protagonistas nunca quisieron retratarse.

“Taipei” de Tao Lin

Tao Lin cuenta en Taipei fragmentos de su propia biografía a través de Paul, un escritor más o menos exitoso que vive en un pequeño apartamento de Nueva York y no tiene buena relación con sus padres (que viven en Taiwán). Su vida está sumida en la más absoluta apatía, y busca en el alcohol, los fármacos y las drogas llenar un vacío.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com