Libia tiene millones en una caja fuerte, pero no puede abrirla