Leer a Kawabata, un asunto de concentración y sensibilidad

Para Kawabata nada es ajeno. El amor, el erotismo y la soledad crean círculos concéntricos en su obra. Se entrelazan con una sutileza que asombra por su cuidadoso equilibrio.

Para Kawabata nada es ajeno. El amor, el erotismo y la soledad crean círculos concéntricos en su obra. Se entrelazan con una sutileza que asombra por su cuidadoso equilibrio.