Las sirenas y el silencio. Por Franz Kafka

Sigamos disfrutando del absurdo para abolir esta realidad que nos consume. Kafka, con este brevísimo relato, quizá sea la mejor manera.

Sigamos disfrutando del absurdo para abolir esta realidad que nos consume. Kafka, con este brevísimo relato, quizá sea la mejor manera.