Las prendas de seducción que todas las mujeres deben volver a usar

Por redaccionnyl el 12/09/2017

Sin duda las costumbres se pierden con el paso del tiempo, incluso las modas van transformándose y adaptándose a las nuevas necesidades. El poco tiempo que le queda a las mujeres entre en trabajo, los niños, los estudios y sus múltiples actividades diarias; han hecho que dejen de lado algunas opciones de vestir que son extremadamente seductoras y que deberían rescatar.

No en vano fueron utilizadas en su oportunidad para atraer, cautivar y marcar la diferencia. A continuación les presentamos cinco prendas que toda fémina debería volver a usar.

Corsét

La palabra corsét proviene del antiguo francés “cors”, un diminutivo de “cuerpo”. Se usó en la antigüedad para darle nombre a esa prenda de ropa interior que se usó para ceñir la figura femenina desde el pecho hasta las caderas. La función primordial de la prenda que se armaba con varillas de hierro o madera y también de hueso de ballena, era que levantara el busto y entallara la cintura. Más tarde, en los siglos XVI y XVII se popularizó su uso. Con el pasar de los años los diseños se fueron modernizando hasta llegar a la actualidad.

Aunque podemos decir que muy pocas mujeres en la actualidad aún mantienen la costumbre de usarlos bajo su ropa, algunas otras optan por lucirlos como una prenda principal de vestir. Aquellas que se atreven a hacerlo sin duda alguna se roban todas las miradas.

Ligueros

El liguero es una prenda interior utilizada para sujetar las medias femeninas, aunque algunas mujeres lo usan como complemento de un lindo corsé. Por lo general se sujeta a la cintura. En el siglo XX el liguero se consolidó como una prenda erótica.?

Como dato curioso les contamos que los ligueros fueron creados como parte de la indumentaria masculina. Ellos usaban las medias hasta la altura del muslo y las sujetaban con ligas. Aunque no hay una época exacta de su creación, los ligueros aparecieron en el año 3000 A.C.

Medias panty

Las medias panty o pantimedias, son prendas que cubren los miembros inferiores de las féminas. Van desde los pies hasta la cintura y en otros casos un poco más arriba de las rodillas y son sujetadas con ligueros. Esta prenda no tiene marcas, solo una liga gruesa que las sujeta de la cintura de quien las lleva, su intención es dar un bonito tono de piel dependiendo del color que se utilice.

Remontándonos a la historia podemos comentarles que se usaron unas primitivas medias o calzas hace unos 2.200 años, y que su uso estaba restringido a los soldados que las utilizaban para protegerse del frío en invierno. Tras la Primera Guerra Mundial las mujeres empiezan a mostrar los tobillos y pantorrillas, y querían que sus medias destacaran incluso bajo faldas largas, como método de seducción.

Baby Doll

Esta prenda femenina que en la actualidad se puede encontrar de todas las formas, colores y diseños no es tan usada como parece, pues el día a día agitado no permite que la mayoría de las mujeres se ocupe de dedicarse más tiempo para usar este tipo de lencería, que las hace ver tan sensuales y que tanto atraen al sexo opuesto.

El Baby Doll se popularizó en el año 1956 tras la proyección de la película homónima, protagonizada por Carroll Baker, quien la utilizó en una de sus escenas. Están compuestos, por lo general, por un pequeño camisón corto y pueden tener bordados y cintas; y unas bragas o tanga a juego de diferentes formatos y tamaños.

Abanico

Aunque no le crea este instrumento que sirve para aliviar la sensación de calor, con movimientos de muñeca que ejecuta la persona que lo lleva en la mano para mover el aire, puede usarse como una herramienta de seducción. Este complemento de moda fue ideado en Oriente y su fabricación es delicada. Sus diseños varían, van desde lo artístico hasta el más simple. Su estructura ha evolucionado con el tiempo, pues cuando se creó era fijo circular, hasta que se logró el modelo plegable.

En la cultura agrícola romana se comenzó a usar un utensilio para aventar la cascarilla de los granos de cereal y en las cocinas para avivar el fuego. Como dato curioso, les contamos que en la tumba de Tutankamón se depositaron como parte del ajuar del faraón, dos abanicos con mango de metales preciosos.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com