Ocho técnicas efectivas para lavar cerebros

Por redaccionnyl el 05/05/2016

 
 

El periodista Edward Hunter acuñó el término “lavado de cerebro” para describir las técnicas usadas por los chinos contra prisioneros estadounidenses durante la Guerra de Corea. Son métodos psicológicos que emplean gobiernos y ejércitos para hacer que la gente los ame y los siga, pero sobre todo que los obedezca. A continuación, las ocho técnicas más efectivas conocidas al respecto.

1. Cantos y consignas

lavado-de-cerebro

Los cantos y las consignas entregan a las personas una sensación de unidad capaz de eliminar el pensamiento lógico y conducirlas a un estado cercano al trance. Por eso políticos y líderes religiosos acuden al canto y al himno, pero sobre todo a la repetición incesante de una misma frase cuando están con sus seguidores.

2. Amor, mucho amor

lavado-de-cerebro-amor

Esta técnica consiste en demostrar mucho, muchísimo amor a los nuevos reclutas, lo que producirá que pongan en duda la verdad y la lógica de sus opositores y comiencen a verlos como “los amargados”.

3. Dependencia y miedo

patricia-hearst

Hacerles creer a los seguidores que dependen del caudillo en lo material, en lo emocional y hasta en lo espiritual es otra de las técnicas más efectivas de lavado de cerebro.

Uno de los ejemplos más claros de la efectividad de esta técnica fue Patty Hearst, heredera del imperio de medios de comunicación creado por su abuelo William Ramdolph Hearst, quien fue secuestrada en 1974 por un pequeño grupo de izquierda denominado Ejército Simbiótico de Liberación. Los abusos físicos y sexuales hicieron pasar a Hearst rápidamente de joven de la alta sociedad a miembro de esta organización terrorista que llegó a asaltar un banco.

Al ser raptada, Hearst fue encerrada en un armario y sometida a abusos físicos y sexuales. Los terroristas ejercieron un control total sobre su vida. Esta dependencia de sus captores condujo al efecto bien conocido como “el síndrome de Estocolmo”.

4. Pedagogía o adoctrinamiento

SOLDADOS-COREANOS-AFP--644x362

Cuando los pupilos de un maestro están dando carreras, parándose firmes y saltando es poco probable que les dé tiempo de pensar en que algo de lo que están haciendo está mal. Las actividades físicas en conjunto incrementan la sensación de unidad y eliminan la reflexión.

5. Aislamiento

tapa-nota-jonestown

El aislamiento hace que las personas olviden los valores del mundo al que alguna vez pertenecieron. En eso se basó Jim Jones en 1977, cuando reclutó a mil miembros del grupo religioso el Templo del Pueblo y los llevó a un asentamiento en medio de la selva de Guyana.

Cuando el resto del mundo ya era un lugar antiguo y difuso en los cerebros de sus seguidores, Jones les inculcó sus propias doctrinas y hasta pudo castigarlos brutalmente cuando le desobedecían. Algunos analistas dicen que al no estar junto a familiares y amigos, las personas no tienen a quien demostrarle nada y se dejan llevar por el miedo. El Templo del Pueblo es comparado habitualmente con el régimen de Corea del Norte.

Es tal el poder del aislamiento, que Jim Jones convenció a 918 de sus seguidores de que se quitaran la vida al mismo tiempo, en lo que fue el mayor suicidio colectivo de la historia contemporánea.

6. Falta de sueño y fatiga

1741120

Dicen que esta técnica sigue siendo utilizada por empresas multinacionales, acusadas de no dejar dormir a sus distribuidores durante largos cursos de formación. La fatiga causa desorientación, y ese estado es aprovechado para dictar cualquier ideología.

7. Señalamiento con el dedo

572b3b00c36188d0438b459e

Cuando los prisioneros estadounidenses eran sometidos a intensas sesiones de señalamiento con el dedo por parte de los chinos, creían que todo aquello era infantil. Sin embargo, tras muchos días, comenzaron a poner en duda a las autoridades de su propio país y al sistema capitalista. Fue posteriormente, en la China de Mao, cuando el sistema se sistematizó.

8. Manipulación espiritual

mez--644x362

Esto ocurre cuando los líderes de algún grupo se convierten en guías espirituales y aseguran ser mensajeros de un poder divino superior.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com