Las dos buenas hermanas. Por Charles Baudelaire

Resulta encantador leer a uno de estos llamados “poetas malditos” franceses y notar que detrás de aquel libertinaje y de aquellas borracheras de antología había una advertencia del peligro, un conocimiento casi suicida de la existencia del infierno. En Baudelaire, particularmente, esto se vio mucho.

Resulta encantador leer a uno de estos llamados “poetas malditos” franceses y notar que detrás de aquel libertinaje y de aquellas borracheras de antología había una advertencia del peligro, un conocimiento casi suicida de la existencia del infierno. En Baudelaire, particularmente, esto se vio mucho.