Las curiosidades más raras sobre el mítico Big Ben

Por redaccionnyl el 21/08/2017

1. ¿Por qué Big Ben?

Casi desde su inauguración fue conocido con el nombre de Big Ben. Pero la realidad es que este sobrenombre se refería únicamente a la gran campana de 16 toneladas que se instaló en su interior. Éste acabó por hacerse extensivo al reloj primero y poco después a toda la torre en conjunto.

2. Problemas con las campanas

La gigantesca campana interior no duró mucho, ya que tuvo que ser sustituida por una grieta en su estructura. En su lugar se colocó una algo menor de 13 toneladas y media que también sufrió un desperfecto tras sólo dos meses de funcionamiento.

3. Origen de su nombre

Existen dudas sobre el origen del nombre. En general se acepta que la elección de éste fue un homenaje a Sir Benjamin Hall, un ingeniero civil que coordinó la reconstrucción del Parlamento. Sin embargo, también se cree que pudiera haber sido elegido en honor al boxeador Benjamin Caunt, toda una celebridad que en su día era también conocido como “Big Ben” y que participó en el traslado de la monumental campana.

4. El segundo reloj más grande de cuatro caras

A pesar de su gran tamaño, el Big Ben no es a día de hoy el mayor reloj de cuatro caras, ya que fue superado por otro similar que se instaló en Minneapolis City, Estados Unidos.

5. Precisión intachable

Se dice que a día de hoy es el reloj más preciso jamás realizado. Tanto que sólo se han tenido que realizar ajustes en su mecanismo tras la introducción del segundo intercalar (leap second, en inglés).

6. Climatología vs. puntualidad

No obstante, y a pesar de su precisión, sí que ha habido factores externos que han interrumpido su funcionamiento normal. Por ejemplo, en la Nochevieja de 1962 una fuerte nevada retrasó al reloj 10 minutos. Por el motivo opuesto también se detuvo en 2005, ya que una ola de calor elevó las temperaturas a 32 grados provocando un fallo en el mecanismo.

7. Un ‘cuatro’ bien puesto

Al contrario de lo que es usual en la mayoría de relojes que utilizan los números romanos, las esferas del Big Ben representan el 4 con el símbolo IV, y no con el estandarizado aunque erróneo IIII.

8. El Reloj inclinado de Londres

En un futuro, el monumento londinense podría asemejarse a la torre inclinada de Pisa. Y es que un estudio realizado en 2011 se constató que se había desplazado 43 centímetros, algo de lo que fueron responsables los trabajos realizados años antes en la ampliación de los túneles de Metro cercanos. Sigue inclinándose una media de 0.9 milímetros anuales, por lo que deberían pasar 4.000 años antes de que llegara a parecerse a la famosa torre italiana.

9. Homenaje a la Reina Isabel

Oficialmente, desde 2009 su nombre es Elizabeth Tower, ya que fue rebautizada con motivo del Jubileo de la Reina.

10. Victoria I de Inglaterra, honrada

Resulta imperceptible a simple vista, pero en la base de cada cara del reloj figura la inscripción DOMINE SALVAM FAC REGINAM NOSTRAM VICTORIAM PRIMAM, que significa “Dios guarde a nuestra reina Victoria I”.

11. Las monedas del tiempo

Existe el rumor de que en su día se colocó un penique para ajustar el movimiento del reloj. En realidad fue un conjunto de éstos, y agregando o quitando monedas se puede llegar a hacer variar la velocidad del reloj en 0.4 segundos al día.

12. Un ‘aliado’ de guerraBig Ben Iluminado

Durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial el reloj dejó de iluminarse por las noches para evitar servir de guía a los zepelines y los pilotos del Blitz.

13. Un modelo imitado en todo el mundo

Existen varias réplicas del Big Ben en varias partes del mundo. La Torre de la Paz del Parlamento de Canadá (en Ottawa) el Reloj Monumental de Pachuca en México, el Pequeño Big Ben de La Paz en Bolivia o la Torre de los Ingleses en la zona del Retiro en Buenos Aires han utilizado como referencia al icono británico, si bien varían en sus colores, estructura y dimensiones.

14. Heredero de New Palace Yard

Se podría considerar a New Palace Yard como el antecedente histórico del Big Ben. Construida en 1290, era una versión más adusta de la actual, y consistía en una torre de menor tamaño con un reloj que se mantuvo en uso hasta 1707.

15. Silencio por luto

El 30 de enero de 1965 y el 17 de abril de 2013 las campanas del reloj fueron silenciadas con motivo de los funerales de Winston Churchill y Margaret Thatcher.

16. Las campanadas de los Juegos Olímpicos

El 27 de julio de 2012, a las 8.12, se dieron 30 campanadas para celebrar el inicio de los Juegos Olímpicos que acogieron la capital británica.

17. Más de 8.000 toneladas de reloj

El peso aproximado del conjunto de la torre es de 8.660 toneladas, mayor que el de la Torre Eiffel, que pesa cerca de 7.000 toneladas, pero mucho menor que el de la Torre de Pisa, que está en algo más de 14.520 toneladas.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com