Las 40 excusas más imbéciles para justificar una infidelidad

Hay excusas urbanas, sí, urbanas como los mitos urbanos, que sirven para justificar la infidelidad. Claro que casi todas son dichas a manera de broma, pero ¡vamos! Que Sigmund Freud decía que con los chistes se dicen verdades irrefutables. Estas excusas aparecen en las redes sociales y se propagan porque son graciosas pero también porque una vez cometida la infidelidad hay que agarrarse de algo para que la culpa no acabe con la cordura.

Hay excusas urbanas, sí, urbanas como los mitos urbanos, que sirven para justificar la infidelidad. Claro que casi todas son dichas a manera de broma, pero ¡vamos! Que Sigmund Freud decía que con los chistes se dicen verdades irrefutables. Estas excusas aparecen en las redes sociales y se propagan porque son graciosas pero también porque una vez cometida la infidelidad hay que agarrarse de algo para que la culpa no acabe con la cordura.