La visita de Maduro a Villa Rosa o cuando el hambre es más fuerte que el miedo

De nada les sirvió que la zona estuviera militarizada y bajo “control” de centenares de motorizados oficialistas desde bien temprano del viernes en la mañana. El hambre es más fuerte que el miedo.

De nada les sirvió que la zona estuviera militarizada y bajo “control” de centenares de motorizados oficialistas desde bien temprano del viernes en la mañana. El hambre es más fuerte que el miedo.