La vanidad contemporánea y el pecado de la fealdad

Para nadie es un secreto que Venezuela es un país vanidoso. Eso lo sabemos todos desde muy pequeños: el país donde sobran las peluquerías y escasean las librerías, el país donde un Certamen de Belleza es la noticia titular que empequeñece cualquier otra información.

Para nadie es un secreto que Venezuela es un país vanidoso. Eso lo sabemos todos desde muy pequeños: el país donde sobran las peluquerías y escasean las librerías, el país donde un Certamen de Belleza es la noticia titular que empequeñece cualquier otra información.