La última noche del mundo. Por Ray Bradbury

La inteligencia de Ray Bradbury quedó clara en cada gesto, en cada acto y en cada letra que juntó con otra a lo largo de su vida. El siguiente relato es una belleza que va de la cotidianidad a lo definitivo y de lo pequeño a lo total para luego volver a los simple.

La inteligencia de Ray Bradbury quedó clara en cada gesto, en cada acto y en cada letra que juntó con otra a lo largo de su vida. El siguiente relato es una belleza que va de la cotidianidad a lo definitivo y de lo pequeño a lo total para luego volver a los simple.