La última elegía de Javier Heraud

Javier Heraud tenía dieciocho años cuando dijo que quería ser el Rimbaud de Perú, diecinueve cuando Mario Vargas Llosa lo entrevistó para la radio de Francia y veinticinco cuando lo recordó como autor de las elegías más hermosas que se han escrito en América Latina.

Javier Heraud tenía dieciocho años cuando dijo que quería ser el Rimbaud de Perú, diecinueve cuando Mario Vargas Llosa lo entrevistó para la radio de Francia y veinticinco cuando lo recordó como autor de las elegías más hermosas que se han escrito en América Latina.