Sobre la tumba de Poe. Por Stéphan Mallarmé

Stéphane Mallarmé, el último de los simbolistas, creía que no su intención como poeta era pintar no la cosa, sino el efecto que produce, por lo cual el verso no debía componerse de palabras, sino de intenciones. Este es un pequeño tributo que le hizo a su admirado Edgar Allan Poe, quien sin duda influyó de alguna forma en su obra.

Stéphane Mallarmé, el último de los simbolistas, creía que no su intención como poeta era pintar no la cosa, sino el efecto que produce, por lo cual el verso no debía componerse de palabras, sino de intenciones. Este es un pequeño tributo que le hizo a su admirado Edgar Allan Poe, quien sin duda influyó de alguna forma en su obra.