La nueva droga más potente que la heroína causa estragos