“La gran apuesta”, la película de la que todos hablan