El top 100 de voluptuosas naturales y la explicación del gusto por la creación intacta

Por redaccionnyl el 27/05/2017

Quienes hayan tenido la dicha de leer “El amor, las mujeres y la muerte”, del filósofo del siglo XIX Arthur Schopenhauer, o incluso quienes sepan algo básico de genética o evolución de las especies, no habrán dejado de notar que los seres vivos buscan reproducirse junto a especímenes de su propia especie que tengan dos características básicas: apariencia de salud y geometría.

Por eso los científicos insisten en que la mujer más guapa de la tierra es una sueca con un rostro absolutamente geométrico cuyas fotos tienen años dándole la vuelta al mundo. Así, el gusto por las mujeres voluptuosas y naturales se remonta a un tiempo tan pretérito como el paleolítico superior cuando ya se hacían esculturas como la famosa Venus de Willendorf, mujer con tetas gigantes y trasero prominente hallada a orillas del Danubio.

El afán por ese tipo de mujeres es básico y casi instintivo entre los hombres, pues evidencia las ganas innatas de transmitir los genes a la siguiente generación con efectividad: grandes senos para amamantar, grandes caderas almacenar la grasa que igual servirá para la lactancia y para preservar la salud de los vástagos. Simple.

No importa que el prototipo de belleza de una época determinada sea estilizado, delgado y elegante. Siempre la mayoría buscará más carne, más grasa y más naturalidad. Claro que las gordas son otro tema en el que casi nadie quiere meterse. Pero las voluptuosas naturales son el todo de este siglo en cuanto a preferencias mayoritarias.

Aquí está por eso las más bellas del mundo, y decimos del mundo no para referirnos al globo terráqueo con todo lo que incluye sino para hablar del mundo banal de la industria del entretenimiento. Estas son las mujeres que con su abundancia y voluptuosidad han podido trascender en una industria signada por las flacas, mujeres más reales que las protagonistas de las películas pero siempre menos que las que uno ve por la calle. Disfrute y vote.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com