La demencial vida secreta de los luchadores de sumo

Por redaccionnyl el 19/07/2017

El sumo es el deporte nacional del Japón y curiosamente solo lo practica una minoría del país del sol naciente: los gordos con mucha fuerza y agilidad. Sus cuatro reglas son fáciles de aprender y sencillas:

1. El primer luchador en tocar el suelo con alguna parte de su cuerpo a excepción de la planta de sus pies queda eliminado.
2. El primer luchador en hacer contacto con el exterior del círculo de lucha (ya sea con sus pies o cualquier otra parte de su cuerpo) queda eliminado.
3. Un luchador que utiliza una técnica ilegal o kinjite, como golpear en los ojos, estrangulaciones, tirar del pelo, puñetazos, luxaciones articulares u otras; queda eliminado.

4. Si un luchador pierde el mawashi (única vestimenta utilizada durante un combate de sumo), queda eliminado.

Sin embargo, para cumplir esas reglas y ganar, hay llevar un estilo de vida tan peculiar que pone a sus deportistas al borde de la muerte.

Y es que luego de que un fotógrafo de la agencia británica Reuters lograra acceder a los entrenamientos de los luchadores, el mundo occidental descubrió que estos atletas deben consumir alrededor de 8.000 calorías al día par mantener ese peso que los hace competitivos.

Además, en la actualidad los luchadores deben dormir con máscaras de oxígeno para evitar el deterioro de sus obesos cuerpos.

La rutina de estos hombres se resume en tres horas cada mañana practicando las técnicas reglamentarias de este deporte de 1500 años de historia. Cuando concluye la primera sesión de entrenamiento, a las 10:30 de la mañana, los luchadores reciben su primera comida que incluye pie de cerdo, sardinas fritas, arroz y un potaje especial ultracalórico llamado chanko nabe. Después, duermen un siesta de algunas horas con máscara de oxígeno para ayudar a la respiración.

Claro que cuando van a sus casas deben seguir esa dieta para completar las calorías que necesitan para cada día. Esto podría convertir al sumo en un deporte de alto riesgo.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com