La cincuentona británica decidida a romper un récord mundial

Por redaccionnyl el 16/05/2017

Tras un durísimo divorcio, Sharon Perkins decidió invertir 16.000 dólares de los 50.000 que logró tras la separación para tratar de establecer una marca mundial.

Esta decidida a tener los senos más grandes del mundo, y aunque ya tiene dos implantes de tres kilos cada uno parece que quiere más.

Ella es dueña de su dinero y los cirujanos plásticos tienen derecho a aceptar el trabajo que les dé la gana, el detalles es que el atractivo se pierde entre lo exagerado y lo de Perkins parece una suerte de pique personal.

Sobra decir que no tenemos ni la más mínima intención de apoyar esta locura y en serio esperamos que esta señora sobreviva a tanto peso y algún día hasta recapacite, lo cual se dificulta con la exposición mediática que ahora tiene.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com