La argentina que no quiso ser famosa

Por redaccionnyl el 23/04/2017

En 2005 una chica argentina se grabó bailando con poca ropa en su habitación. Su cuerpo era tan asombroso que de inmediato se convirtió en uno de los grandes fenómenos virales de la historia de la Internet.

Nunca mostró la cara al principio, solo el cuerpo y a veces la boquita. Aquello bastaba. Un día apareció en la portada de Maxim -con el rostro igual de cubierto- y luego desapareció por completo.

Con el tiempo alguna fotografía de su rostro se coló en la web. Luego su nombre. Agustina Keyra. El misterio parecía estarse resolviendo a cuentagotas, pero eso no estaba ocurriendo ni remotamente.

Se supo que el programa español Crónicas Marcianas le estaba ofreciendo 20.000 euros para que participara como chica sexy, pero Agustina decía que no a todo salvo ese trabajo que hizo para Maxim. Lo que millones de chicas dedicadas al modelaje habrían soñado Keyra lo desechaba no solo una, muchas veces.

Por periodistas se conocía de las ofertas millonarias que le hacían varias marcas de todo el mundo, pero ella enviaba como única respuesta que estaba enfocada en sus estudios.

Tuvo que llegar el año 2012 para que el fotógrafo Alejandro Santiago la convenciera de dejarse tomar algunas fotos. Seguramente ya no estaba estudiando, pero igual eso fue lo último que se supo.

En Google hay casi 400.000 entradas con su nombre y nadie sabe qué ocurrió. Esa ausencia aumentó su mito y a la vez nos parece maravillosa, pues demuestra que esta chica prefirió no sucumbir ante la frivolidad y se entregó a una vida real alejada de cámaras pese a lo que millones habrían preferido.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com