Kim Kardashian ya no está buena y no le importa que la vean en traje de baño

Por redaccionnyl el 24/04/2017

Estas imágenes, por supuesto, no dejan de sorprendernos porque hace nada la vimos en México con unas transparencias que enloquecieron al mundo. Pero entendemos lo duro que es tener que verse siempre bien para evitar las críticas de gente que uno ni conoce.

Lo que sí habrá que recordarles a quienes ahora se regodean en su desprecio por la famosa sin talento más famosa entre las famosas es que sin duda alguna ella ayudó a eliminar los tabúes sobre la celulitis al decir en tiempo de modelos flacas: “Sí, tengo celulitis. ¿Y qué?”.

Kim Kardashian dio a millones de mujeres rellenitas en todo el mundo la oportunidad de sentirse identificadas por una mujer tan culona y tetona como ellas y que además es un símbolo de glamour. Eso abrió aún más las puertas a la diversidad de la belleza y más allá de toda la frivolidad que rodee a esa familia, eso hay que agradecerlo.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com