Juventud del Psuv invadió la Cumbre del Mnoal en un campamento improvisado

Por redaccionnyl el 14/09/2016

La Juventud del Partido Socialista Unido de Venezuela pisó el martes la isla de Margarita y se hizo sentir en todo el país. Un terreno de tierra con salida al mar, que hasta el lunes parecía un estratégico campamento militar para coordinar operaciones de custodia durante la XVII Cumbre de Países No Alineados, se convirtió en el piso de unos 4000 chavistas de todo el país, quienes con unas 1000 pequeñas carpas invadieron la zona y tomaron su lugar de defensa a la Revolución.

Llegaron por barco y por avión. Aprovechan el evento internacional que se inaugura oficialmente este jueves en el hotel Venetur, para celebrar los ocho años de conformación del ala juvenil del partido de Gobierno. Se agruparon en Comités Políticos Estadales y se movilizaron en aviones Hércules y en buques de carga de las Fuerzas Armadas Nacionales.

 
 

Fueron recibidos en los andenes militares del aeropuerto de Margarita, desde el lunes en la noche, cientos de muchachas y muchachos socialistas, bajaban directamente del

Hércules para ser traslados en autobuses hasta la zona del campamento, ubicado en el sector Costazul de Porlamar, municipio Mariño. Al terminal de ferris de Punta de

Piedras también llegó desde Anzoátegui el buque de carga A-71 repleto de militantes rojos.

Una movilización sin precedentes. En menos de 24 horas el Gobierno militarista de Venezuela llenó de miles de carpas y personas de todo el territorio nacional, un terreno baldío, con salida al mar y conexión directa a la sede del magno evento

Desde hace algunos años este campo de tierra (de tamaño de unos dos campos de fútbol) conecta a los lugareños con la reconocida y no muy limpia “playa del Bayside”. En tiempos de bonanza también sirvió para instalar carpas, pero de discotecas internacionales que se peleaban por un lugar en la zona, durante la temporada alta que ofrecía

Margarita en los años 90 a miles de turistas de todo el mundo. Hoy sólo un recuerdo.

La primera noche no fue la mejor para los visitantes. El recibimiento de los vecinos en los edificios contiguos al campamento vino acompañado de un estruendoso cacerolazo, convocado para las 8:00 pm por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) organización que agrupa a los partidos de oposición venezolana. “Para hacerles saber que lo de Villa Rosa no fue ningún montaje”, gritaban de un lado.

Los chamos revolucionarios no se quedaron callados, gritaron y cantaron consignas a favor del Gobierno de Nicolás Maduro. Insultos y amenazas iban y venían desde los edificios que rodean el sitio, durante unos 30 minutos que duró la explosión de ollas y calderos.

Pero no era el día de los revolucionarios. Un poderoso aguacero reventó al momento que se silenciaba el cacerolazo. Cientos de carpas volaron por los aires y fueron a caer a la playa. El terreno que les servía de base se convirtió en un lodazal que imposibilitaba la movilidad. La madrugada del miércoles ha sido una de las más mojadas del año en Nueva Esparta.

Pero como Margarita es noble con sus visitantes (sean del lado que sean) un esplendoroso sol los acobijó durante el resto del día, a muchos los agarró buscando un lugar seco para mudar sus carpas y poniendo a secar sábanas, almohadas, colchones y ropas que se empaparon en medio del torrencial palo de agua.

En medio del bullicio, un organizador pedía insistentemente a los delegados de los Comités Políticos de cada estado “que pasaran por detrás de la tarima a buscar los preservativos para entregar a sus muchachas y muchachos, recuerden que más vale prevenir que pasar un susto”.

No era precisamente los condones gratis lo que llamaba el interés de la mayoría de los jóvenes, sino un cable de unos 300 metros con cajetines de enchufe conectados en toda su largura y que sirvió para poner a cargar celulares y equipos portátiles. Algo que no habían podido hacer porque la lluvia de la noche obligó a retirar la larga hilera de conectores eléctricos.
El sector Costazul está muy lejos de parecerse a la popular Villa Rosa. Está ubicado en el este de la Isla de Margarita y lo componen variopintas urbanizaciones de edificios y casas con vista al mar, habitados en su mayoría por ciudadanos clase media y alta.

Sus principales vías son punto de conexión con los tres centros comerciales más grandes del estado Nueva Esparta (Sambil, La Vela, Costazul). La avenida Bolívar a dos cuadras del campamento, comunica los municipios Mariño y Maneiro, además es puerta de entrada del hotel Venetur, sede oficial de la cumbre.

Una marina ubicada entre el Venetur y el campamento juvenil recibe a diario lanchas y barcos con personal y equipos de todo tipo, desde el inicio de los preparativos para la cumbre. El área también cuenta con un helipuerto, que ha visto aumentar sus vuelos estos últimos días subiendo y bajando personalidades militares y civiles del alto gobierno y de los países visitantes: y que seguramente será muy utilizado mañana durante la inauguración oficial de la XVII Cumbre de MNOAL.

Es de suponerse que la fiesta revolucionaria no es bien recibida por todos los que habitan la turística zona, algunos se sienten “secuestrados”, ante la invasión de la que se dicen víctimas en las últimas dos semanas.

Los vecinos también están preocupados por el destino de los desechos y la basura que generarán en el lugar los miles de muchachos, durante los días que dure el evento internacional.

Temen que los desperdicios sean vertidos en la playa, considerando que los organizadores habilitaron unos 100 baños portátiles que de cerca parecen insuficientes y “qué mejor lugar que el agua de mar para descargar cuando el baño esté ocupado”, mencionó un vecino cercano al sitio.

También forman parte del campamento unos 25 tanques de agua de 10 mil litros que deberían ser surtidos constantemente por cisternas, pero el vital liquido es escaso (al igual que en todo el estado) y los camiones que llegan no son suficientes.

Los organizadores han tenido que regalar botellones de plástico de 20 litros con los que los muchachos rebeldes del PSUV hacen cola para llenar, a medida que se surten los tanques principales.

Luego caminan con la botella en el hombro hasta su minúscula carpa, en un terreno húmedo con un ambiente bastante caluroso, que a mediodía pisa los 37 grados centígrados.

Entre conversaciones, un joven de Yaracuy mencionaba que esa experiencia era lo más cerca de estar en un campo de refugiados, pero que el viaje le había salido gratis “y unos días en Margarita pasando roncha, le resultaba mejor que estar metido en su casa sin hacer nada”.

De las 12 carpas militares dispuestas en el sitio, cuatro funcionan como salas de conferencia y de encuentro, durante todo el miércoles desfilaron figuras del chavismo nacional, para conversar con los jóvenes, dar discursos antiimperialistas, pedir lealtad al proyecto socialista y gritar improperios contra la oposición venezolana e internacional.

Desde las filas del PSUV aseguran que el “Campamento Nacional de Formación” con dirigentes políticos y juveniles de todo el país, es “un espacio para el encuentro, el debate y la generación de propuestas en el marco de la coyuntura nacional e Internacional”. En cuatro días de encuentro, esperan discutir sobre “el rol que como jóvenes debemos jugar en lo político, económico, social y cultural frente a los retos que hoy atraviesa nuestra patria”.

Una enorme tarima fue instalada al lado del campamento, servirá para realizar conciertos, confirmados los artistas nacionales Omar Acedo, Servando y Florentino, Los Cadillacs y alunos internacionales como Wisin (sin Yandel), Sandy, Ilegales, entre otros. El primer gran show será con Diosdado Cabello, figura protagonista del Gobierno, que transmitirá la noche del miércoles su programa nacional “Con el Mazo Dando”, en vivo y directo.

El primer día de Campamento no fue el mejor para los visitantes chavistas (al menos para los que están en el terreno) pero desde su llegada han dado mucho de qué hablar en todo el país.

Los acusan de ser huestes del chavismo traídos para silenciar la protesta opositora, en las redes sociales han sido tendencia por el aguacero que los recibió y las fotos con las miles de carpas, pero lejos de la diatriba política, la mayoría sólo anda pendiente de pedir al cielo que deje de enlodar sus carpas y revolver el mar, para poder disfrutar sus “vacaciones gratis”.

Del otro lado ruegan porque estos días de Cumbre se vayan volando (o navegando) lejos, muy lejos de la hermosa costa azul que bordea toda Margarita.

Por Moisés David Estaba Velásquez

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com