Instrucciones para cantar. Por Julio Cortázar

Habíamos leído sus instrucciones para subir una escalera, para llorar y para ejecutar otras acciones que no recordamos. Pero a estas no les habíamos prestado suficiente atención. Así que entréguese usted a las siguientes líneas y trate inútilmente de encontrarles la utilidad según su propia experiencia.

Habíamos leído sus instrucciones para subir una escalera, para llorar y para ejecutar otras acciones que no recordamos. Pero a estas no les habíamos prestado suficiente atención. Así que entréguese usted a las siguientes líneas y trate inútilmente de encontrarles la utilidad según su propia experiencia.