Así es el Ritz de Madrid, donde se alojaron los hijos de Maduro mientras Venezuela pasa hambre

Por redaccionnyl el 28/07/2017

Quedarse en el hotel Ritz de Madrid no es malo, de hecho es muy bueno. Sus habitaciones, que bien pueden costar unos 4.000 euros por noche, son una delicia inolvidable.

Lo malo es quedarse en ese hotel durante 18 noches y gastarte 40.000 euros siendo hijastros del presidente de un país sudamericano que pasa hambre a causa de la corrupción más grande de la historia de América Latina. Ahí la cosa cambia.

Además, si precisamente por estos días el presidente de ese país (el padrastro de estos jóvenes) anda buscando modificar el estado con una nueva Constitución a su medida pese al rechazo del 80% de la población, y para colmo las calles están llenas de militares reprimiendo a todo el que se oponga, entonces hay que ser bien indolente para estar en Ritz.

Si Maduro fuera un empresario exitoso, nadie tendría derecho a reclamar nada. Pero es que el sueldo de ningún presidente del planeta alcanza para que sus hijos o hijastros se gasten el equivalente a lo que ganan dos mil venezolanos durante todo un mes de duro trabajo.

En Canadá hubo un escándalo porque una funcionaria se tomó un jugo de naranja de 15 dólares, pero eso es en Canadá. Porque en la República Bolivariana de Venezuela parece que el lujo es un derecho chavista.

La información la publicó en exclusiva el diario español La Razón, el cual precisó que los nombres de estos privilegiados son Yoswal y Walter, los cuales son fruto del anterior matrimonio de la actual primera dama de ese país.

De pronto se nos ocurre que tanto aquí en México como en cualquier parte de América Latina, una persona bautizada con el nombre de Yoswal siempre creerá que la sociedad le debe algo y que los lujos le corresponden porque bastante duro es tener que pasar la vida aclarando: se escribe con ye y con doble u.

Sin más, mejor veamos algunas imágenes de ese maravilloso hotel.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com