Historia de la señorita grano de polvo, bailarina del sol. Por Teresa de la Parra

La venezolana Teresa de la Parra supo crear una suerte de nuevo criollismo gracias a su vida cosmopolita entre las élites europeas. En 1915, bajo el seudónimo de Fru-Fru, publicó los cuentos “Un evangelio indio: Buda y la leprosa” y “Flor de loto: una leyenda japonesa” en el periódico El Universal. Seguramente a ese mismo período pertenece “Historia de la señorita grano de polvo, bailarina del sol”, el cual no fue publicado sino hasta 1990.

La venezolana Teresa de la Parra supo crear una suerte de nuevo criollismo gracias a su vida cosmopolita entre las élites europeas. En 1915, bajo el seudónimo de Fru-Fru, publicó los cuentos “Un evangelio indio: Buda y la leprosa” y “Flor de loto: una leyenda japonesa” en el periódico El Universal. Seguramente a ese mismo período pertenece “Historia de la señorita grano de polvo, bailarina del sol”, el cual no fue publicado sino hasta 1990.