“Hiperficción”, cuando libros y películas toman vida