González Iñárritu considera que el cine todavía no ha empezado su mejor etapa