Hollywood sigue siendo racista y machista