Este bebé puede convertirse en el primer niño sin género del mundo

Por redaccionnyl el 06/07/2017

Kori Doty nació en Canadá y, hace ocho meses, dio a luz a su bebé, Searyl. Pero Kori no es su madre, aunque lo haya gestado durante 40 semanas. Tampoco es su padre. Kori es transexual y lo es todo (madre y padre) para su recién nacido. Pero, más allá de esa ‘definición’, Kori prefiere asumir la categoría de persona ‘no binaria’, es decir, apuesta por no identificarse ni como hombre ni como mujer. Y además ahora abandera otra reclamación: permitir que su bebé sea también quien decida, cuando aprenda a hablar, si desea o no identificarse con alguno de los dos sexos o si quiere asumir un rol sin etiquetas, igual que quien le ha dado la vida. Por eso, Searyl puede convertirse en la primera persona que haya crecido sin género del mundo.

En una entrevista concedida a la CBC canadiense, Kori Doty explica su pelea contra el sistema y cómo está persiguiendo el objetivo de ‘descategorizar’ a su bebé. Sus movimientos se centran ahora en lograr que Searyl aparezca en los registros oficiales como un individuo ‘unassigned’ o, en todo caso, ‘unknow’, a la espera de que aprenda a hablar y pueda decir, con sus propias palabras, cómo desea definirse: “Estoy criando y educando a Searyl de forma que, cuando sea capaz de usar vocabulario, pueda decirme quién es, más allá de las restricciones que vienen de clasificarlo como un niño o una niña”, explica.

Kori considera que ningún funcionario debe tener en sus manos la decisión de determinar la identidad de género y sexo de nadie, hecho que le ha traído muchos problemas en su vida: “Cuando yo nací, los médicos observaron mis genitales y asumieron quién sería, identificándome de por vida”, afirma Kori, y completa: “Esas creencias fueron erróneas, y acabé teniendo muchos problemas desde entonces”.

Para Kori, asignar la identidad de género y sexo (que tradicionalmente van asociadas a un modelo binario hombre-pene-masculino/mujer-vagina-femenino) en el momento mismo del nacimiento es una violación de los derechos humanos del bebé, al que se le impide expresar libremente su identidad. Por eso, se esfuerza por convencer a la administración. El primer paso está ya dado: Kori ha obtenido la tarjeta de identificación de Searyl, en la que se le describe como sujeto ‘unassigned’. El paso inicial para que se convierta en el primer bebé sin género de la historia.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com