Escribe reguetón y no reggaeton, pero escucha otra cosa

Por Néstor Luis González el 30/12/2015

La noticia me encantó porque nunca entendí por qué debíamos escribir en inglés algo tan latinoamericano como ese género musical. Sin embargo, no puedo olvidar que en 2004 Paul Gillman me dijo que el origen de ese “veneno sonoro” es norteamericano.

Sí, el famoso rocanrolero venezolano sentenció hace 10 años que ese tipo de música fue “creada en laboratorios específicos del pentágono para idiotizar a los jóvenes de América Latina” y facilitar los procesos de neocolonización.

escuchar-musica-modelo-2

En un principio, la frase me pareció radical, pero luego de escuchar letras como “…perrea, mami, perrea… yo soy tu salchicha y tú mi pan canilla. Tú sabes que yo soy el que manda en tu fundillo, y que no me hace falta comprometerme con un anillo“, dudé.

Luego escuché letras cada vez peores, más patéticas y más fáciles de estructurar. Un día incluso un conocido reguetonero amigo mío que no voy a nombrar me dijo que componer aquellas canciones era facilito, y que a él le encantaba, por ejemplo, hacer que rimaran con “on” para no darse mala vida buscando palabras en un diccionario.

El alivio a todo esto es que con esa propuesta puertorriqueña podemos escribir también reguetonero/a, reguetoneando, o reguetonear en vez de enredarnos la vida con esa palabra tan ajena a nuestro idioma. De todas formas, es válido recordar que existen otros géneros musicales mejor estructurados y capaces de darnos sosiego a través de la belleza.

escuchar-musica-modelo-3

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com