Empleados chinos gatean ‘voluntariamente’ por incumplir ventas