Emmanuel Carrère, ganador del Premio FIL de Literatura

Por redaccionnyl el 04/09/2017

Por unanimidad, el escritor, guionista, crítico, cineasta y periodista francés Emmanuel Carrère (1957) resultó ganador de la XXVII edición del Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances, que está dotado con 150.000 dólares y será entregado el próximo 25 de noviembre en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

De acuerdo con el jurado internacional, integrado por Mercedes Monmany, Jerónimo Pizarro, Valerie Miles, Efrain Kristal, Héctor Abad Faciolince, Carmen Musat y Gustavo Guerrero, “se trata de un autor que atraviesa distintos territorios creativos, con una aparente naturalidad que le ha llevado a erigirse como uno de los escritores más leídos e influyentes entre las nuevas generaciones”.

“Me siento honrado de que mi nombre se añada a la lista de los premiados; muchos son escritores que leo. Es un gran honor y una gran alegría”, ha apuntado vía telefónica desde París Carrère, autor, entre otras obras, de El adversario (2000) o Limónov (2011) y uno de los autores fundamentales de la narrativa francesa contemporánea.

Carrère empezó su trayectoria profesional como periodista hace ya tres décadas. El estilo que adquirió entonces le ha acompañado siempre, según ha afirmado este lunes por teléfono en la rueda de prensa celebrada en Guadalajara. Por ello, cuando el integrante del jurado Gustavo Guerrero ha empezado a presentar al premiado como escritor, guionista, crítico, cineasta, se ha detenido: “Es también y subrayo esto: periodista”. En un país como México, en el que ya son nueve los reporteros asesinados en lo que va de año, Carrère ha lanzado enseguida su apoyo: “Admiro a los periodistas que continúan haciendo su trabajo a pesar de las amenazas”.

Además de por su vertiente periodística, Carrère ha sido premiado por “una obra versátil, amplia y transversal que ha obtenido un vasto y entusiasta reconocimiento internacional”, ha destacado el tribunal sobre el autor de El reino (2014). El comité ha señalado esta capacidad multimedia de crear novelas y películas o trabajar en televisión, “sin separarse de la gran tradición humanista europea”.

Se le considera heredero de Michel de Montaigne y de Jean-Jacques Rousseau, por lo que “lo autobiográfico adquiere una dimensión crítica que le permite pintarse sin concesiones”, apunta el acta del jurado. Entre sus obras destacan, además de las ya señaladas Una semana en la nieve (1995), Una novela rusa (2007) y De vidas ajenas (2009).

El jurado estuvo compuesto por el colombiano Jerónimo Pizarro, la española Mercedes Monmany, Valerie Miles, nacida en Nueva York y radicada en Barcelona, la rumana Carmen Musat, el estadounidense Efraín Kristal, el colombiano Héctor Abad Faciolince y el venezolano Guerrero. Carrère fue seleccionado entre 72 candidaturas de 18 países distintos.

“Desgraciadamente no hablo español”, ha apuntado en un momento de la rueda de prensa el francés. También se ha disculpado porque su conocimiento de la literatura mexicana se redujera a grandes escritores como Octavio Paz. No obstante, ha contado que había leído recientemente dos autores mexicanos que le habían impactado: Valeria Luiselli y Emiliano Monge. “Hablan de temas contemporáneos y sus textos tienen algo de periodísticos”, ha afirmado. Ahora dice que sueña con su viaje a México para recibir el premio.

Desde 1991, la Asociación Civil, que reúne a varias instituciones y es la responsable de la distinción, ha otorgado el homenaje, dotado con 150.000 dólares (unos 126.000 euros), a: Nicanor Parra, Juan Marsé, Sergio Pitol, Juan Gelman, Juan Goytisolo, Carlos Monsiváis y Fernando del Paso, entre otros. El rumano Norman Manea, víctima de dictaduras fascistas y comunistas, fue el autor reconocido el año pasado y el catalán Enrique Vila-Matas, fuertemente ligado a América Latina desde los años 90, en 2015. Solo tres mujeres figuran entre los galardonados: Nélida Piñón (1995), Olga Orozco (1998) y Margo Glantz (2010).

En su 31ª edición, la FIL de Guadalajara contará con un invitado de honor particular: la ciudad de Madrid. La capital española es la segunda urbe que merece este reconocimiento en la historia de esta cita literaria, después de Los Ángeles (Estados Unidos) en 2009. Y la tercera de una región española, tras Cataluña y Castilla-La Mancha. Con este vínculo que las distintas autoridades alabaron, Madrid adquirió un compromiso de patrocinio para esta edición del certamen (de unos dos millones de euros, según el Ayuntamiento madrileño, unos 2,38 millones de dólares).

El año pasado, en su 30 cumpleaños, la feria convirtió a Guadalajara en la capital de la literatura latinoamericana. Más de 120 escritores de la región, liderados por la figura de Mario Vargas Llosa, quien cumplía 80 años, protagonizaron la edición. Cualquiera de los certámenes celebrados en la ciudad del tequila y el mariachi son una ocasión para recordar a los grandes, entre los que no pueden faltar Julio Cortázar, Octavio Paz, Gabriel García Márquez, Mario Benedetti o Juan Rulfo. Es una excusa para la loa de una literatura tan amplia y rica como la región que la ve crecer.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com