Emily Ratajkowski y el dulce engaño de nacer bonita

Por redaccionnyl el 11/04/2017

Emily Ratajkowski es otro de esos milagros del azar genético. Nació bellísima y cuando era todavía una niña ya era un símbolo sexual que en ICarly usaron para demostrar que un gordito podía tener una novia así de linda si tenía gran personalidad.

Pasó el tiempo y apareció desnuda en un videoclip histórico que nos mostró por primera vez cómo la música y el erotismo explícito podían estar de la mano más allá de lo que vemos en HTV. Ahora damos con este corto y nos damos cuenta de que la lindísima Emily está clarita de lo sobrada que está ahora que es un paradigma de la moda.

Y es que ahora que todo el mundo la mima y la complace en todo, Emily nada en una piscinota con cara de mírame que nací así. Pero el carnaval de la vida engaña tanto que las vidas son breves mascaradas, aquí aprendemos a reír con llanto y a reír con carcajadas. Lo mismo es el gran negocio de la historia de la humanidad, el negocio del tráfico de almas.

Esta nena nos muestra sus atributos a veces sin ningún tipo de ropa y alardea de ello y se regodea en sí misma, como si después de la muerte no hay nada, como si aquí estamos haciendo el ridículo y como si los pobres están destinados a sufrir y solo de los ricos es el reino.

En Nalgas y Libros no lo aceptamos. Debe haber más. Necesitamos que exista algo más cuando se acabe lo que perece porque entonces eso de nacer bonita sería el todo de la existencia de la mujer junto a las otras casualidades de nacer inteligente o lograr estudiar. Este alarde nos da rabia y nos negamos a aceptarlo como lo único por más existencialismo que hayamos leído.

En todo caso no le vamos a criticar la posibilidad de disfrutar del siguiente video y enamorarse de esta belleza que como todas las demás no tiene ningún mérito.

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com