Emily Ratajkowski deja que los vecinos la vean sin ropa porque es Remedios, la bella

Por redaccionnyl el 19/06/2017

Hacia la cuarta generación de la familia Buendía, en la novela de García Márquez “Cien años de soledad”, aparece un personaje tan desconcertante por sí solo como todo el libro: Remedios, la bella, quien pintaba animalitos en las paredes de la casa usando su propio excremento como pintura y que jamás tuvo ningún interés por ningún aspecto de la vida.

Remedios era la mujer más bella de la Tierra, y los hombres decían estar dispuestos a morir con tal de pasar una sola noche con ella. Pero ninguno hizo esfuerzos lógicos tal vez por estar siempre demasiado intimidados por su apariencia tremebunda.

Era “La criatura más bella que jamás fue vista en Macondo”, y sin embargo, se mantuvo inocente a todo lo que la rodeó. Para salir a la calle, su abuela le tapaba el rostro con una mantita para que los hombres no murieran de amor, pero en la casa se mantenía siempre desnuda solo cubierta por un camisón absolutamente transparente. Aunque además de todas esas características decidió raparse el cabello por mera comodidad, su tío, el Coronel Aureliano Buendía, la consideraba el único miembro lúcido de la familia.

Cuando algún hombre quiso verla desnuda mientras se daba uno de sus interminables baños, Remedios, la bella, demostró –como los inocentes Adán y Eva– absoluta indiferencia por su desnudez y más bien se preocupó por la salud mental de su mirón.

Así, la supermodelo Emily Ratajkowski no tiene ningún reparo en dejarse ver desnuda o casi desnuda por sus vecinos cuando debe salir al balcón a descolgar alguna prenda que dejó secando al sol. Por Emily tampoco es de este mundo inmundo. A ella tampoco le interesa lo que diga la gente no por madurez sino porque es inmune a la estupidez.

A continuación, las pruebas que recientemente colgó en su Instagram sin saber la profundidad de sus actos más domésticos.

Una publicación compartida de Emily Ratajkowski (@emrata) el

Nalgas y Libros | contacto@nalgasylibros.com